Nuestras Memorias, tu blog amigo

Sean bienvenidos y bienvenidas a nuestro blog, en él encontrarán orientaciones e indicaciones para la realización de sus prácticas todas y todos estudiantes de las asignaturas de historia.

Desde aquí podrán realizar y compartir experiencias, estudios e investigaciones, que acrecentarán nuestro saber, nuestra formación.

martes, 14 de febrero de 2017

Europa a finales del siglo XV




























CARACTERÍSTICAS DEL DESARROLLO DE  EUROPA Y ESPAÑA A FINES DEL SIGLO XV
 1. ESTADO Y POLÍTICA:
Con el desarrollo de las ciudades europeas, resultado del aumento del comercio y el triunfo de la economía monetaria, y en consecuencia el debilitamiento de la economía señorial y el retroceso del fenómeno de la dispersión feudal, Europa asistió al proceso de consolidación de la unidad nacional y de la formación de la monarquía absoluta como sustituto del autonomismo medieval. Países como Francia, Inglaterra y España, vieron desarrollarse el nuevo estilo de gobierno y estado. Junto con esto, la época renacentista vio el surgimiento del espíritu científico y la aparición de nuevas corrientes de pensamiento que interpretaron las necesidades de la época en términos de individualismo político, religioso, artístico y lingüístico. Sin embargo, la evolución de los diferentes países europeos, seguirá una dirección de acuerdo con las especificidades de cada uno de ellos. Italia y Alemania no lograrán su unidad nacional sino ya avanzado el siglo XIX, en tanto que España, por ejemplo, consolidará una monarquía absoluta en la cual jugarán rol determinante los sectores terratenientes y la Iglesia católica, luego del quebrantamiento del poder de las ciudades en la batalla de Villalar en 1520.
2.  SOCIEDAD Y ECONOMÍA
El descenso de la actividad comercial, el estancamiento de la agricultura, el empobrecimiento de las ciudades como resultado, entre otras causas, de la expulsión de moros y judíos, tendrá como una consecuencia general la desesperada búsqueda por parte de España de la riqueza allende los mares. Una radiografía de la época puede verse en el panorama social que  trazó tan magistralmente la novela picaresca española representada en El Lazarillo de Tormes o en Vida del Buscón.
Si recordamos que España ." era a fines del siglo XVI una sociedad básicamente campesina, que no había entrado dentro del proceso de modernización capitalista - es decir, la servidumbre campesina continuaba y era un supuesto de la estructura latifundista; que, de otro lado, la iglesia ejercía un control semejante de la sociedad, y que, además, representaba un papel similar al del sector agrario laico, y que en otro aspecto los sectores medios -mercaderes, comerciantes- no constituían ya la vanguardia del proceso modernizante- podemos, pues, comprender, la naturaleza de lo que va a ser y los rasgos que habrán de caracterizar el proceso de conquista y colonización en el Nuevo Mundo. Todos estos elementos van a constituirse en lo que podemos denominar la estructura señorial, fuertemente cerrada y conservadora de la España de las primeras décadas de los siglos XVI y  VII y en el por qué de su reproducción en la sociedad hispanoamericana  colonial, conforme a las peculiares condiciones que se habrán de desarrollar en el continente latinoamericano.


martes, 31 de enero de 2017

Bienvenidos y Bienvenidas al semestre 2017 - 1

Es interesante trabajar para construir nuestros sueños. Dice un dicho que nadie te robe tus sueños, por este les invito a poner todas nuestras capacidades para que este y todos los semestres que estemos en esta universidad sea parte para la construcción de nuestros sueños. Todos los sueños se nos cumplen si trabajamos enfocados para ellos.
Te  invito a vivir, construir y compartir sus sueños.
Con alegría eres bienvenido/bienvenida a la universidad y al semestre. Hoy es un gran día para ello. Conmemoramos el día de la juventud. Juventud divino tesoro. Construye, haz realidad tus sueños.
Esta asignatura, cursarla y hacerlo bien es parte de la zapata para esa construcción de tu sueño de hacerte un/una excelente profesional.

Este blog es sugerido asignado como espacio de estudio, de información para ustedes, los y las estudiantes de las diferentes secciones que imparto, así les invito a usarlo, es también su espacio. Aquí están publicados  materiales, informaciones de apoyo a los temas que serán tratados en esta asignatura.  Así como el acuerdo de calificación.

En este semestre se califica de siguiente manera:
Aspectos
Calificación/Puntuación
Criterios
Fecha de entrega
Asistencia
10 puntos
Por cada ausencia se resta un (1) punto
Se valora a través del paso de lista de asistencia en cada clase hasta el final del semestre.
Investigación
15 puntos
A partir de un tema asignado en grupos,  un mínimo de 10 páginas. Debe tener presentación formal, introducción, índice, conclusión y bibliografía o fuentes, estos aspectos no se contemplan en el cuerpo del trabajo. Cada tema la maestra lo entrega a cada grupo en la tercera semana.En letras tipo arial o Times New Roman Nú.12
La puntuación se distribuye de la manera siguiente: 8 puntos por la entrega y 7 puntos de exposición del mismo.
Del 7 al 11 de marzo según el día de la semana que tengan clases. Se expone en la semana del 9 al 13 de mayo.
Participación
10 puntos
A parir de los temas asignado de una clase a otra,  cada estudiante en estudio previo deberá aportar. Cada vez que aportes será anotada su participación que al final se promedia las veces que aportó.
Se valora a través del paso de  cada clase hasta el final del semestre.
Visita al museo Memorial de la Resistencia Dominicana.
20 puntos
Esta puntuación se divide en dos partes, 10 puntos por entrega del informe escrito del museo, el cual debe tener un mínimo de 20 páginas. Debe tener presentación formal, introducción, índice, conclusión y bibliografía o fuentes, estos aspectos se contemplan en el cuerpo del trabajo. Deben incluir un mínimo de 7 fotos de los miembros del grupo que hace el trabajo en diferentes partes del museo cuando realizan la visita. Debe hacerse en letra Nú. 12 tipo Arial o Times New Roman.
Este informe debe ser estudiado por cada uno de los miembros del grupo, el cual le será preguntado con cuestionantes al azar a cada participante del aula siguiendo la lista de asistencia. Esto tiene un valor de 10 puntos. Si un estudiante al elegir su pregunta la responde de inmediato obtiene 10 puntos. Si no lo hace va por una segunda, pierde tres puntos va entonces 7 puntos, si no la responde va por una tercera por 4 puntos.
Se entrega del 18 al 22 de abril. El trabajo escrito.
Las preguntas se responden del 25 al 29 de abril. Según del día de la semana que le corresponde su clase.

Exámenes
Un examen parcial de 20 puntos y un examen final de 25 puntos.
El primer parcial (20 puntos) es de preguntas abiertas (desarrollo)  en grupos de cuatro (4) o cinco (5) personas. Su contenido es todo lo tratado hasta la culminación de la ocupación haitiana en 1844.

El examen final (25 puntos) es de selección múltiple, individual. Su contenido es de la Primera República, Anexión, Restauración  y Segunda República.
El primer parcial se da del 28 de marzo al 1ro. de abril. Según el día que le corresponda la clase.

El día del examen final se informará en clase, estará asignada  con relación al final del semestre.




lunes, 30 de mayo de 2016

Nuestras Memorias 0

Los seres humanos somos tanto cuanto tenemos memoria, a partir de las cuales construimos nuestro presente y por consiguiente lo que somos hoy y seremos en el futuro.

Hace una semana estuve en una actividad religiosa, la esencia de esta actividad reflexiva fueron "Las Bienaventuranzas". El conferenciante presenta, además de las del Sermón del Monte, en Mateo 5: 1 - 12. un número significativo de Bienaventuranzas que se encuentran a lo largo, profundo y ancho de la Biblia. De manera especial me marcó el versículo Proverbios 10:7, "La memoria del justo será bendita", ...  presentado como Bienaventuranza, de forma magistral por nuestro conferenciante David Cortés.
Entre otras ideas, señalaba, "La memoria del justo será bienaventurada". Llevando a sinónimas estas dos palabras, bienaventurada y bendita.
Lo que vamos viviendo en el mundo, cada vez más, deduce falta de memoria, olvido, desagradecimiento, no reconocimiento del otro y de lo que han hecho por nosotros. Empezando por madres y padres y su relación con los hijos e hijas, se vuelven unas relaciones frías, donde no hay una manifestación de amor, ni aprecio, ni de buen trato. Lo mismo ocurre entre entre hermanos y hermanas, vecinos y vecinas, compañeros y compañeras de la niñez y la adolescencia, entre compañeros y compañeras amigas y amigos de actividades educativas, sociales, religiosas, políticas, de empleos, entre otras. Se va dando un si te he visto, no me acuerdo.
Una de las que hace más ruido, es la relación con mamá y papá, se opta y se muestra como bienestar el que los recluyamos en un hogar de ancianos, donde mueren aún estando vivos porque han sido olvidados de sus seres queridos, porque a sus seres queridos se les fue la memoria en ese aspecto de amar y honrar a nuestros padres. Y si eso es con quienes vemos, vivimos una parte importante de nuestra vida, cómo no olvidar a Jesús, el Cristo, que murió por nosotros para el perdón de  nuestros pecados.
De la misma manera, olvidamos nuestra construcción histórica de pueblo, olvidamos la historia de país y parecería irrisorio, pero con cierta facilidad se recuerdan los más lejanos y olvidamos los mas cercanos a nosotros.
Una dimensión importante que marcó el conferenciante,  fue al referirse que debemos dejar de memoria de nosotros, que la memoria de un cristiano ha de ser justa, digna de ser guardada. Debemos cuidar nuestro andar, cuidar lo que dejaremos a nuestros hijos e hijas, cuidar nuestros nombres, que no le sea un bajar la cabeza sino que sientan satisfacción de ser nuestros hijos e hijas. Citó a Luc. 15: 11-32, El Hijo Pródigo. ¿qué le hizo regresar al hijo pródigo? La memoria de su Padre, que trataba bien a sus jornaleros. Así hemos de sembrar en el corazón, mente, actuación de nuestros hijos e hijas, para tengan memoria de nosotros, memoria del bien. No demos la oportunidad para que nuestros hijos e hijas, nos abandonen en una casa de ancianos en el mejor de los casos o nos enrostren  nuestras fallas, como lo vemos en el cuento siguiente.
Publicidad por Bligoo.com
Abuelo_y_Nieta_.jpg
“EL PLATO DE MADERA”

Ocurrió hace mucho tiempo en un remoto lugar, aunque me consta que la historia se repitió en distintos lugares y en distintos tiempos, ¡si es que hay hechos que no cambiarán nunca!

A la hora de comer se sentaban en la mesa, abuelo padre de padre, hija nieta de abuelo, y nuera madre de hija, esposa de padre. El abuelo en su categoría adquirida hacía ya algunos años cumplía con la edad, y como no, con los síntomas que estas edades suelen regalar independientemente de los méritos obtenidos. Al abuelo le temblaban las manos permanentemente lo que dificultaba sobre manera el poder comer, lo que conllevaba la caída de comida y no pocas veces  la del plato con el resultado que nos podemos imaginar.

El hijo siempre se estaba quejando de la comida que al padre se le caía, de los platos que rompía, que esto no podía ser, que mira el viejo que poco cuidado tiene, que, Qué se piensa, esto no puede ser, pero a esto le pongo yo solución, Comentaba a su esposa constantemente, ella callaba y asentía con un gesto entre irónico y socarrón, que él nunca supo ver.

El hijo era un hombre versado en buscar soluciones de ingenio fácil y sopesando que era mucho el peso de algún plato roto, se dispuso a buscar un remedio estrujando la viscosidad que el tenía por cerebro. La viscosidad siguió haciendo lo de todos los días, dormir, y él creyó dar con la idea adecuada, y se puso manos a la obra.

Cogió un buen pedazo de madera y comenzó a darle forma, tampoco era cuestión de hacerlo de cualquier manera pues un padre es un padre. En un par de horas la gran obra estaba terminada, estaba todo orgulloso pues había puesto solución a un problema, con gran ingenio, -¡si es qué cuando uno se pone a pensar el mundo gira!

Al abuelo seguía cayéndosele la comida, pues el tembleque no tenía remedio, también seguía cayéndosele el plato, pero eso si ya tenía arreglo pues un plato de madera no rompe al caer. –Ahora ya tengo el problema solucionado, se acabaron los platos rotos. -Problemas a mí…, si cuando me pongo... ¡va a ver el viejo! ¡tiene un hijo que es la ostia!

La hija, viendo lo que hizo el padre le dio que pensar y comenzó a ver como en unos segundos el tiempo transcurría ante sus ojos a velocidad de vértigo, y vio el futuro, por lo que decidió adelantarse a los acontecimientos venideros. La madre que le había adivinado la intención la animó a llevar acabo su propósito.

El padre llegó a casa a la hora de costumbre, con el cansancio de costumbre y la costumbre de costumbre, acostumbrando a ver que es lo que estaba haciendo su hija pues siempre estaba haciendo algún tipo de trabajo manual, era una niña muy creativa y eso a su padre lo tenía maravillado.

Como no podía ser menos, estaba trabajando sobre un trozo de madera el cual parece que estaba recibiendo cierta forma, de momento no muy perceptible, el padre se acerca y pregunta; Qué estas tallando, Es una sorpresa y de momento no te lo puedo decir, Pero puedes darme una pista, Papá por favor, una sorpresa es una sorpresa, y no hay pistas que se puedan dar, eso me lo has enseñado tú, Tienes razón, perdona, al menos dime si tardarás mucho en terminarlo, No, no lo creo, tengo que fijarme un poco en el abuelo y con su ayuda esta semana lo termino, Ah, tiene también participación el abuelo, y yo no puedo saberlo, Papá, no te pongas celoso tú ahora, el abuelo me ayuda porque el también quiere poner su parte y porque es algo para ti, ¡hala! ya está, ya me has hecho decir algo que no debía, y ahora ¡vete! y déjame trabajar, antes de que meta más la pata y deje de ser sorpresa., Vale , vale, ya me voy, que carácter tiene esta niña, con solo ocho años, cómo se parece a su madre.

Transcurrió la semana entre el colegio y la talla de la madera, y el sábado por la tarde estaba terminada. Con la ayuda del abuelo buscaron una caja donde poder guardar el regalo y se dispusieron a envolverlo para darle más emoción cuando se lo entregaran al padre. La niña pensaba que al padre le haría mucha ilusión recibir un regalo así, pues él había hecho lo mismo con el suyo; y la niña creía que esto debía ser una tradición familiar y que el padre de alguna manera le había insinuado que ella debía hacer lo mismo, y ella decidió no esperar tanto y adelantarse a los acontecimientos haciéndolo ahora, antes de que su padre fuese tan viejo como el abuelo, así podría disfrutarlo más tiempo.

El domingo después de comer, con el postre, la niña hace entrega al padre del regalo, el padre todo emocionado se dispone a abrir el paquete, creyendo que debe ser alguna figura; caballo, jugador de fútbol, perro, pájaro, moto, etc., etc. Cuando levanta la tapa y observa lo que hay dentro, (un plato de madera, como el que le hice a mi padre…) los ojos se le quieren salir de las órbitas, la cara se le desencaja y una cierta palidez aflora inesperadamente y se instala en su rostro sin previo aviso. –Papá, te gusta, pregunta la niña toda emocionada. Con un sonido sordo salen muy dificultosamente las palabras. –Sí… sí…es…muy…bonito, no me lo esperaba…-Como tú le regalaste uno al abuelo, yo te regalo uno a ti, lo puedes usar ahora o cuando tengas la edad del abuelo, eso como tú quieras.

Entonces y por primera vez en mucho tiempo comenzó a comprender algunas cosas que tenía olvidadas o que no se había parado a pensar en ellas. Cogió los platos de madera y los rompió, desde entonces miró a su padre de otra manera, era el ser que le había dado parte de la vida y sus enseñanzas y ahí estaba luchando día a día con los avatares y el deterioro del tiempo que no perdona, sin otra elección que arañarle un poco de dignidad a los días que transcurrían  tan lentos y penosos.

Él se preocupó todos los días de dar de comer a su padre, de limpiar los restos de comida, de recoger los pedazos de los platos rotos. En la mirada de su mujer se podía leer con toda claridad, la moraleja y el asentimiento de que rectificar es de sabios aunque se tarde mucho en darse cuenta. –Si mujer ya lo sé, tenías toda la razón, y que lección me ha dado tú hija con tan solo ocho años, ¡caray!, lo que no quieras para ti no lo quieras para nadie.
La moraleja que se podría aplicar aquí, es tan vieja como el mundo aunque como los orígenes del mundo, también ha sido olvidada.

“Cuando tengas cuarenta años no debes olvidar que has tenido quince años,  y que tienes posibilidades de llegar a los ochenta”

“Hijo eres, padre  serás, como hagas, así te harán”

         Si ya me lo decía mi abuela, la tontería no tiene edad rapaz, da igual que tengas veinte “cá” cuarenta, el tonto es eterno e imperecedero. Es como el enamorarse, o con quince o con ochenta, se cometen las mismas tonterías, la tontería no tiene edad, ya me lo decía mi abuela (carallo, qué razón tiña)…


Marcial Cortegoso


 Qué te parece? Cumplamos y cuidemos de nuestras memorias.